Especialistas en software CAD en 3D
902 121 073 L - J 08:00 a 18:00 y V 08:00 a 14:30
Especialistas en software CAD en 3D
902 121 073 L - J 08:00 a 18:00 y V 08:00 a 14:30

BYOD: Los dispositivos personales cobran protagonismo en las empresas

Bring Your Own Device (BYOD) consiste en que los empleados puedan llevar sus dispositivos personales para llevar a cabo tareas del trabajo y conectarse a la red y recursos corporativos, aumentando la productividad y mejorando la colaboración. Una tendencia en auge en donde algunas empresas ya están recogiendo sus frutos, mientras que otras lo miran con cautela debido a vulnerabilidad que pueda existir en su red corporativa.

BYOD, es un fenómeno que se está implantando en las grandes empresas de todo el mundo (70% de las multinacionales tiene una política de BYOD) y que algunos lo consideran como el cambio más radical que se ha producido en la economía y en la cultura de la informática empresarial desde hace décadas. En 2017 se vaticina que habrá más empleados que accedan a la red corporativa a través de sus propios dispositivos que con los proporcionados por la empresa.

La rápida implantación del BYOD se debe a facilidad que tiene los empleados de usar las herramientas, ya que las utilizan en su vida cotidiana, lo cual se traduce en un aumento de productividad y en una reducción de solicitudes al soporte técnico. Y, además, la implementación de esta política da una imagen de ser una compañía flexible y capaz de superar cualquier dificultad, lo cual es valorado por algunos candidatos a la hora de decantarse por una empresa u otra.

Colaboración y productividad con politicas BYOD
Colaboración y productividad con politicas BYOD

En el BYOD no son solo ventajas, también existe la desventaja de tener que gestionar eficientemente toda la seguridad lo cual no es nada fácil. Según Dell, el 50 % de los clientes que han implantado una política de BYOD han sufrido algún problema de seguridad. Además, hay que garantizar a los trabajadores que la empresa no utilizará sus conexiones para acceder a la información personal.

Esto implica que hay que buscar un equilibrio adecuado entre flexibilidad y seguridad, que es subsanable con definir bien los límites del BYOD mediante políticas que contemplen los derechos tanto de la empresa como del empleado, y con herramientas adecuadas. Un ejemplo claro sería la implantación una app para móvil o tablet que acote perfectamente el acceso a la información corporativa, y que todo aquello que este fuera de ella se considere información personal a la cual la empresa no tiene acceso.

Las organizaciones con visión de futuro serán aquellas que adopten el BYOD, para ser más eficientes y diferenciarse de la competencia, pero tendrán que ir con pies de plomo si no quieren perder dinero.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR