Especialistas en software CAD en 3D
902 121 073 L - J 08:00 a 18:00 y V 08:00 a 14:30
Especialistas en software CAD en 3D
902 121 073 L - J 08:00 a 18:00 y V 08:00 a 14:30

Coches inteligentes y la infraestructura necesaria

Los coches inteligentes nos permiten imaginar un mundo sin accidentes de tráfico, pero estos vehículos sin conductor necesitan una específica infraestructura que hay que costear, por ello hay que buscar un modelo de negocio que lo haga viable.

La creación de una red global de coches conectados entre sí se ve con muy buenos ojos en todo lo que rodea a la industria automovilista – desde fabricantes, empresas de alta tecnología y conductores – por las ventajas que aportaría. Por ello, técnicos, expertos en redes, empresas financieras y organismos reguladores oficiales trabajan incansablemente en busca de soluciones para hacer realidad este complejo sistema universal que sea compatible con la tecnología que aporta cada automóvil en el mercado. Además, hay que añadir la dificultad de que cada país lo ve con diferentes perspectivas.

Para identificar los problemas que pueden surgir a la hora de crear una infraestructura viable de automóviles, Volvo ha distribuido 100 coches inteligentes autónomos a particulares, en colaboración con la administración, los legisladores, las operadoras de telecomunicaciones y las autoridades del transporte. Con este experimento se pretende evaluar el comportamiento, cuantificar las cosas y saber con qué rapidez evolucionará, generando confianza entre todas las partes interesadas.

Aunque en el sector del automóvil se tienen muy en cuenta la opinión de los amantes del motor, los cuales se interesan por la potencia, la manejabilidad y la estética de los automóviles, en los vehículos de movilidad compartida, se deben solucionar problemas mucho más prácticos para que se pueda crear una red global de coches inteligentes, como, por ejemplo, el frenado automático, el cambio de carril y la protección de la autonomía, sobre todo, ante ataques informáticos.

De todos los problemas técnicos que plantea el concepto de red de automóviles, el más importante es saber cómo se financiarán las investigaciones necesarias para lograrlo, y cómo obtener un retorno de la inversión una vez que la tecnología ya sea una realidad. Aunque cada vez es más fácil de obtener financiación, ya que los bancos y entidades de capital riesgo buscan los modelos negocios de los coches inteligentes y lo que se derive de dichos modelos como fuente de ingresos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR