Especialistas en software CAD en 3D
902 121 073 L - J 08:00 a 18:00 y V 08:00 a 14:30
Especialistas en software CAD en 3D
902 121 073 L - J 08:00 a 18:00 y V 08:00 a 14:30

Inteligencia Artificial, un futuro prometedor para los fabricantes

Cada vez son más los fabricantes que reconocen que la inteligencia artificial ofrece un futuro prometedor para su negocio, ya que permite una mayor automatización, una mejora en el mantenimiento predictivo y un paso hacia la personalización en masa. Si bien la implementación de la inteligencia artificial está siendo lenta, los expertos coinciden en que la experiencia humana junto con la colaboración de toda la industria va allanar el camino.

Los avances en inteligencia artificial están creciendo a una velocidad vertiginosa, pero mientras que en el día a día es frecuente ver aplicaciones como Siri, Alexa o Netflix en donde se ayuda al usuario final a tomar decisiones, en las empresas se está notando desde hace poco.

La inteligencia artificial enfocada a la empresa ha alcanzado su punto de inflexión. Esto es gracias a los avances en el procesamiento de energía, almacenamiento de datos, recuperación de datos, sensores y algoritmos. Como resultado, las empresas son capaces de optimizar los procesos con sistemas de automatización inteligente, capital humano que aplique y mantenga, e impulsando innovaciones.

Los avances en inteligencia artificial están presentes en todas partes. Científicos de la Universidad de Stanford en California han desarrollado un algoritmo para diagnosticar visualmente posibles cánceres de piel. Microsoft ha generado un sistema de reconocimiento de voz que hace los mismos o menos errores que los transcriptores profesionales. Científicos de MIT’s Computer Science y AI Laboratory en Massachusetts han extraído los datos de más de 3 millones de taxis para mejorar de forma inteligente la movilidad de la gente en Manhattan. Y los principales fabricantes de automóviles han desarrollado una minuciosamente técnica para el aprendizaje de máquinas para crear vehículos autónomos que escaneen, analicen y respondan a su entorno, ayudando a los conductores a la hora de tomar decisiones.

Sin embargo, el sector manufacturero está rezagado. Para que la inteligencia artificial tenga éxito es necesario tener una madurez analítica, de lo cual carece la industria manufacturera. Según la consultora McKinsey, solo han captado alrededor del 20% -30% del valor potencial de los datos y análisis, y la mayor parte de eso se ha captado en un puñado de empresas líderes en la industria.

En las fábricas existe un potencial enorme para mejorar la automatización. Los trabajos complejos pueden ser automatizados para mejorar la productividad, la calidad y la seguridad, al tiempo que ayudan a cumplir con los plazos de entrega. Los datos de los sensores de las máquinas se pueden conectar con datos tradicionales, tales como diseño, inventario y registros de seguridad, para optimizar las tareas. En vez de que un grupo de ingenieros tenga que analizar y afinar durante días todo el proceso.

Sin embargo, para que todo este potencial se realice, los fabricantes deberán abordar un punto importante que es la falta de personal cualificado. La consultora McKinsey ha calculado un déficit de 140.000 a 190.000 científicos de datos en los Estados Unidos solo para 2018, así como de gerentes y analistas con habilidades en business intelligence. Por lo tanto, por muy bueno que sea el sistema de inteligencia artificial, si no se tiene un capital humano detrás que lo aplique o mantenga, los fabricantes no podrán beneficiarse.

La inteligencia artificial conduce hacia una mayor eficiencia, calidad más consistente y menos desperdicio o deterioro para los fabricantes.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR