Especialistas en software CAD en 3D
902 121 073 L - J 08:00 a 18:00 y V 08:00 a 14:30
Especialistas en software CAD en 3D
902 121 073 L - J 08:00 a 18:00 y V 08:00 a 14:30

Renault Digital, un Ejemplo de Industria 4.0 en el Sector del Automóvil

A principios de año, Renault creo “Renault Digital”, un nuevo departamento encargado del desarrollo de aplicaciones y software para las diferentes actividades del Grupo. Una manera de protegerse de la ofensiva de los gigantes digitales en el sector del automóvil.

La tecnología digital devora el automóvil y Renault es consciente de este fenómeno. Para hacer frente a los gigantes digitales, el fabricante ha decidido incorporar en su organización algunas competencias clave en este nuevo mundo. “Queremos aumentar nuestra capacidad de desarrollo de software entre un 30% y un 50%”, afirmó Frédéric Vincent, director de servicios de información de la marca. ¿El propósito? “Dominar el impacto de la tecnología en nuestros productos”.

Tras hacerse cargo de las actividades de I+D de Intel en Francia, especializadas en programas embarcados, conectividad y creación de nuevos servicios al cliente. Con esta adquisición, que incluye a más de 400 colaboradores de alta cualificación (desarrolladores, arquitectos, ingenieros de datos, científicos/analistas, diseñadores UX, pero también maestros de scrum, catalizadores y formadores), Renault decidió en octubre de 2016 crear una especie de fuerza de intervención digital, “Renault Digital“. Gracias al apoyo de BCG, la estructura se creó en un tiempo récord: comenzó su actividad el 1 de enero de 2017, en las instalaciones de “Cristallin”, un edificio en Boulogne-Billancourt (92) no lejos de la sede de la marca.

La primera misión de “Renault Digital” es desarrollar proyectos digitales para todos los negocios de la compañía“, resume Serge Yocooz, ya sea para el upstream (en fábricas, diseño de vehículos) o para el downstream (puntos de venta, comercio electrónico, post-venta…). Y proyectos relacionados con Internet de cosas, Big Data, inteligencia artificial, por ejemplo. La estructura no funciona en modo “fábrica de código” en cadena, sino en pequeños equipos en modo ágil. “Los equipos son auto-organizados y funcionan en ciclos cortos, con un fuerte vínculo con el campo y una retroalimentación sistemática para validar o no el concepto y extraer rápidamente valor del mismo”, explica Serge Yocooz.

El reto consiste en inyectar nuevas metodologías sin perder de vista el ADN de la empresa. “Queríamos evitar dos escollos: crear una estructura aislada que desarrollara proyectos para el grupo operando como proveedor externo, sin formar parte del resto de los equipos; crear una estructura demasiado integrada, que encajara en el molde Renault y que no fuera lo suficientemente creativa”, explica Frédéric Vincent. Este enfoque debería permitir a Renault mejorar su eficiencia operativa y ahorrar: el objetivo es generar 500 millones de euros de valor anual.

Renault Digital tiene otras dos prioridades: la formación de equipos Renault en tecnología y metodología, y la identificación y reclutamiento de nuevos talentos. Los dirigentes expresaron su satisfacción por el progreso del plan de contratación. “La edad media es inferior a los 30 años, con perfiles muy diferentes: algunos son jóvenes titulados, otros provienen de start-ups o puros web players… El sector de la automoción les ofrece una diversidad de productos y misiones que una empresa puramente digital no les ofrecería”, afirma el consejero delegado de “Renault Digital”. La nueva entidad ha establecido oficinas en Brasil y Rusia y está planificando futuros desarrollos en Asia: esta nueva batalla por el talento digital es por lo tanto global, y los franceses no pretenden desempeñar un papel secundario.

Uno de los primeros proyectos de Renault Digital desde su creación es “Chuet”. Una aplicación para Tablets que permite a un responsable de fábrica (uno de los puestos clave en las líneas de producción) optimizar su tiempo de trabajo y limitar sus viajes. Fue desarrollado en la fábrica española de Valladolid, que fabrica Captur. Una primera versión fue probada en julio, seguida de una segunda versión en septiembre y una tercera en noviembre.

Con Chuet se puede ver el programa del día en una tablet y monitorear el progreso de la producción en tiempo real. El sistema proporciona indicadores de rendimiento y de calidad directamente desde las máquinas y herramientas de producción. Evita desplazamientos innecesarios y evita la reintroducción manual de información para que el trabajador pueda priorizar sus diferentes tareas. La aplicación también dispone de opciones que permite la transmisión de información entre los diferentes equipos. El despliegue de Chuet comenzó en junio. Cuatro plantas ya lo tienen implementado y seis de ellas se implementaran en breve. El objetivo es que este software este implementado en todos los centros de producción dentro de un año.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR